En Mandri detectives privados vamos a desmitificar la figura del investigador privado, separarla del género negro y novelesco, al cual siempre ha pertenecido, y acercarla a la realidad humana de nuestro día a día.

¿Para qué contratar a un detective privado?

Los detectives privados somos profesionales que trabajamos para particulares, empresas, bufetes de abogados, asesorías laborales, mutuas o aseguradoras, realizamos investigaciones de hechos y conductas privadas, con el propósito de obtener pruebas para nuestros clientes, que reflejaremos en un informe, y, si fuera necesario, ratificaríamos dicho informe ante el tribunal competente.

A estos efectos consideramos hechos o conductas privadas los que afecten al ámbito económico, laboral, financiero, mercantil y en general, a la vida personal, familiar o social, con excepción de la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados.

Como hemos mencionado anteriormente, los detectives privados nos encargaremos a solicitud de personas físicas o jurídicas de:

  • Obtener y aportar información con pruebas sobre conductas o hechos privados

  • Investigación de delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de personas legitimadas en el proceso penal.

  • Vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones, como las grandes superficies comerciales y locales públicos de gran concurrencia.

Nuestros informes, grabaciones y fotografías, pueden ser utilizados como prueba en un juicio. Cuando el juez lo considere necesario, los investigadores privados ratificaremos dichas pruebas, teniendo en este caso nuestro testimonio la consideración de testifical.

Nuestro informe tiene además el carácter de Pericial-Testifical siempre y cuando cumplamos los requisitos legales presentándolo al tribunal en tiempo y forma y siendo ratificado en Juicio.

Características de un detective privado

No está de más recordar que en España, el detective privado es el único profesional autorizado por la ley para realizar investigaciones privadas, el término “investigador privado” sólo puede ser utilizado por aquellos detectives privados legalmente habilitados a tal efecto. De lo contrario, da pie a intrusismo profesional.

La investigación privada en España es una actividad reconocida y regulada, reservada a los detectives privados legalmente habilitados, y solamente a ellos quedando excluidos los que   carezcan de la correspondiente habilitación oficial (TIP) expedida por el Ministerio del Interior, Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil. TIP significa Tarjeta de Identidad Profesional.

La profesión del detective privado se encuentra regulada en la Ley 23/1992 de Seguridad Privada y el Real Decreto 2364/1994, ésta ha sido modificada por la Ley 5/2014 de Seguridad Privada de 4 de Abril (B.O.E de 5 de Abril de 2014).

Aconsejamos siempre antes de contratar a un profesional de la investigación, verificar que está en posesión de las correspondientes habilitaciones y licencias, y por tanto, puede realizar el trabajo que se le encarga. Con esto se evita en parte la lacra del intrusismo profesional que sufrimos en todas las profesiones.

Actualmente hay 2500 licencias activas de profesionales que se dedican al apasionante mundo de la investigación.

En Mandri Investigaciones privadas en Madrid podemos asesorarte, y ayudarte, en cualquier área de investigación, aportando pruebas necesarias que puedan ayudarte y servirte para un futuro proceso judicial.

Llámanos e infórmate. Primera consulta gratuita.

 

15 + 12 =