¿Cómo ayuda un detective privado a la empresa que sufre posibles bajas laborales fingidas?

Según la Organización Mundial del Trabajo, el absentismo laboral se define como “la no asistencia al trabajo por parte de un empleado que se pensaba iba a asistir”. Se trata de un fenómeno social, económico y laboral que afecta sobremanera a nuestro país. Se calcula que esta práctica ha supuesto durante el pasado año un coste de casi 77 millones de euros. (Fuente: VII Informe Adecco sobre Absentismo Laboral)

El caso que a los detectives privados compete, y para el que son principalmente contratados, es el absentismo laboral por motivos de salud certificados por un médico y que se cree está siendo alargado por parte del trabajador sin estar ya enfermo.

El absentismo laboral repercute no sólo a nivel sanitario sino también económico y social y a su vez puede afectar desde diferentes prismas a la empresa;  ya no se trata sólo de un perjuicio económico sino que a la vez la ausencia del trabajador repercute directamente al resto de empleados, que pueden ver como su carga de trabajo aumenta y a su vez la desmotivación, a la operativa de la empresa al verse obligada a realizar cambios de turno, pérdida de la competitividad, búsqueda de sustituto etc ..

Para una empresa puede ser complicado averiguar si el trabajador está fingiendo o alargando su baja. El papel del detective privado en las bajas laborales fingidas es clave ya que cuenta con las herramientas necesarias para realizar una vigilancia y seguimiento al investigado y, cotejando las pruebas, destapar el posible fraude. Son muchas las empresas o compañías de seguros que contratan los servicios de un investigador privado como Mandri Detectives en Madrid. Dependiendo del caso, un investigador privado puede tardar entre tres/cuatro días en descubrir si el investigado está cometiendo fraude de ley, por lo que la inversión de la empresa en este tipo de servicios puede verse amortizada rápidamente.

Por otro lado, las pruebas recogidas por los detectives privados con respecto a las bajas laborales fingidas son válidas ante los Tribunales y si el juez así lo considera pueden servir para que el despido del trabajador sea procedente y no conlleve indemnización por parte de la empresa.

El perfil del supuesto defraudador es variado y los principales motivos para cometer el fraude son los siguientes:

  • Magnificar una lesión o alargar la baja para estar sin trabajar el máximo tiempo posible.
  • Forzar una indemnización.
  • Aumentar sus ingresos al cometer doble fraude y trabajar para otra empresa “en negro” mientras se está de baja en la primera.
  • Compensar un mal trato por parte de la empresa, una situación injusta o simplemente sentir que su trabajo no está siendo recompensado de tal forma que el empleado justifica así la baja laboral.

En Mandri investigadores privados en Madrid somos especialistas en bajas laborales fingidas. Se trata de uno de los servicios más demandados por parte de las empresas, mutuas y compañías aseguradoras y, aunque a priori es un gasto extra y con el que la empresa no contaba de inicio, son muchas las entidades que apuestan por contratar este tipo de servicios para acabar con el fraude laboral y suprimir costes innecesarios que repercuten en su cuenta de resultados y en el ambiente general de la empresa.

Una vez leído este artículo, ¿se siente usted identificado? ¿Alguno de sus empleados lleva tiempo de baja y sospecha que esta puede ser fingida? ¡No dude en contactarnos!

 

 

 

13 + 15 =